PLAYA DE LAS CATEDRALES,

LAS CATEDRALES DEL MAR

La playa de las Catedrales, también conocida como Augas Santas, es un arenal situado en el ayuntamiento de Ribadeo. Desde el año 2005 se ha declarado monumento natural, y en el 2007 reserva de la biosfera.

Debido a su masiva afluencia de visitantes, desde el año 2014, se ha limitado el acceso durante la época estival a un máximo de 4812 personas al día. Para acceder a la playa en estas fechas, es preciso solicitar autorización. Esta es personal e intransferible.

ZONAS DE LA PLAYA DE LAS CATEDRALES

La primera, la principal, que se puede visitar incluso con 2 o 3 horas antes de que baje la marea, pero que es la menos espectacular.

En la segunda encontraremos grutas y cuevas (actualmente con el acceso prohibido por desprendimientos).

Esta última, la más bonita y valorada por los visitantes. En ella podemos encontrarnos con los famosos arcos, que le han dado el renombre a la playa. Para poder llegar a la misma, será necesario coincidir con la marea baja, y en muchos casos apenas podremos disfrutar durante media hora de este bello paisaje, siendo el mar el que nos valla obligando a retirarnos. Para visitarla, recomendamos hacerlo en marea baja, con una tolerancia de aproximadamente 1 hora antes y después.

ACCESOS a la PLAYA DE LAS CATEDRALES

Si nuestra intención es visitar la PLAYA DE LAS CATEDRALES en coche, debemos de tomar la salida número 516 de la A8 dirección Rinlo. Al salir de la misma, nos encontramos con una rotonda que continuamos recto, a 300m mas o menos, nos encontramos con otra rotonda en la que debemos de tomar la 3ª salida, para llegar en aproximadamente 400m a los aparcamientos.

La señalización la podemos encontrar desde la misma autopista hasta la propia playa, incluyendo en el trayecto indicaciones para los parkings habilitados por el ayuntamiento para poder dejar el vehículo, y acceder a la playa a pie.

Si visitamos la playa en temporada estival, el trafico suele estar regulado por personal contratado, para gestionar el correcto uso de los sitos habilitados para aparcar. De esta manera, no tenemos que preocuparnos de buscar sitios libres, si no que ya nos guiaran directamente hacia el lugar más adecuado para dejar el vehículo

Si por el contrario hemos llegado a Ribadeo sin vehículo propio, podemos optar por contratar los servicios de un TAXI, o bien utilizar el Autobús que el ayuntamiento pone a disposición de los visitantes por 2.5EUR ida y vuelta (este último solo está disponible en julio agosto y septiembre).

El itinerario del mismo empieza en la oficina de turismo de Ribadeo (situada en el centro del pueblo), pasa por rua virxe do camiño, estación de autobuses, playa de os castros/illas, y playa  de esteiro, para llegar finalmente a la playa de las catedrales.

Si por el contrario, queremos llegar andando o en bicicleta, nos separan aproximadamente 17km de la villa de Ribadeo. Existe un sendero habilitado para hacer la ruta que pasa por todas las playas del ayuntamiento, y por el precioso pueblo pesquero de Rinlo, que se caracteriza por sus coloridas casas y su cercanía con las rocas y el mar.

Si nos decantamos por esta última ruta, deberemos de saber que puede durar entorno a las 3 horas, con una dificultad media. Es necesario llevar indumentaria adecuada, teniendo en cuenta que alternaremos asfalto y caminos de tierra.

Sliding Image Sliding Image

RECOMENDACIONES

PORQUE VISITAR LA PLAYA DE LAS CATEDRALES
A cualquier persona que conozca este lugar, y le preguntes porque visitarlo, te dirá que es uno de los lugares mas bellos del mundo, sino el mejor. Pero las palabras y explicaciones no le hacen justicia a esta playa.
Conocida como la Playa de As Catedrais, la playa de Augas Santas, como se llamaba en su origen, es un lugar tan increíble que resulta casi imposible de describir y transmitir con un escrito. Por ello en playadelascatedrales.gal, hemos decido mostrártelo con infinidad de fotos hechas con mucho tiempo y cariño. Usando desde un común smartphone, hasta la tecnología mas avanzada en cámaras profesionales, o drones de fotografía y vídeo. Porque todo lo que podamos enseñarte es poco, comparándolo con lo que sentirás cuando te acerques a conocerla.
Sus imponentes rocas y la fuerza del mar, hacen que te sientas insignificantes al lado de la madre naturaleza. Sus especies marinas o sus erosiones del terreno forjadas durante años, hacen de este arenal un lugar único, apasionante, y aunque a veces muy concurrido de gente, un lugar para perderse, y olvidarse del mundo contaminado y estresante que nos rodea.

CUANDO VISITARLA?
A pesar de ser un lugar tan concurrido, la Playa de las Catedrales tienen un momento muy escaso de exposición.
La bajada a la playa, y la primera parte de la misma, pueden visitarse casi en cualquier momento, pero podriamos decir que es la parte mas corriente, propia de cualquier playa de la zona.
Los visitantes que deciden conocerla, deberán esperar a que la marea haya bajado de todo para poder visitarla en su totalidad y disfrutar del paisaje completo. Debido a la poca pendiente que tiene en la parte final, solo se puede acceder por completo, por norma general, una hora antes, y una hora después de la bajamar.
Por eso nosotros te recomendamos, que si quieres verla como tiene que ser, programes tu visita para poder empezarla una hora, o hora y media antes de que sea la bajamar. De esta manera te aseguraras de poder disfrutar de toda ella sin perderte nada.
En caso de que no puedas hacer coincidir tu visita con este caprichoso movimiento del nivel del mar, intenta que sea lo mas cercano a la bajamar, para poder ver el máximo de playa posible.
Nosotros te recomendamos que hagas un esfuerzo, y sacrifiques un poco de tu tiempo para adaptarlo y no dejar escapar la oportunidad de disfrutar de esta maravilla de la naturaleza.

RIESGOS QUE DEBES CONOCER EN LA PLAYA DE LAS CATEDRALES
A pesar de ser una playa con un oleaje propio del mar cantábrico, la Playa de las Catedrales, entraña otros riesgos añadidos para los visitantes de los que muchas veces no somos conscientes y debemos conocer.
Actualmente el acceso a lugares peligrosos se mantienen restringidos por la autoridad competente para intentar minimizar los riesgos, con multas que pueden oscilar entre los 600 y los 6.000 euros de sanción.
Lo primero que debes saber sobre los riesgos de la visita, es que las rocas, en continua erosión del viento y el mar, pueden desprender de manera esporádica e impredecible, restos de rocas o rocas completas, precipitándose al vació en cualquier punto cercano a los acantilados, pudiendo tener fatales consecuencias para los visitantes.
Lo segundo, pero no menos importante, es prestar especial atención a los carteles y señalizaciones de los avisos que podemos encontrar. Es de vital importancia que si un cartel pone que no debes visitar una cueva concreta no lo hagas. Casi de manera diaria, los operarios de la Xunta de Galicia, revisan el estado y la evolución del desgaste de las rocas, y valoran los riesgos que existen para los visitantes. Aunque puedas entrar, no te recomendamos que lo hagas sin un casco y medidas de protección apropiadas.
Otro punto importante, es no acercarse a los acantilados del arenal. Es muy común, encontrarse con con fotos desde los extremos del acantilado, o gente que la visita desde arriba. Es cierto que si vamos y es marea alta, la única manera de ver la playa es desde arriba, pero sera un gran error hacerlo, pues aparte de estar expresamente prohibido, podríamos sufrir un terrible accidente por desprendimientos del terreno, o causar graves daños a otros visitantes que estén en la parte baja del arenal.
La marea. Tenemos que tener en cuenta este punto. Recordar que la marea, sube y baja de marea lenta, pero que puede cubrir la playa en tan solo unos minutos. No es de extrañar que los socorristas tengan que sacar a bañistas de la zona de “arcos”, porque ha subido de golpe la marea y no pueden regresar. Es cierto que tarda 6 horas en completar el proceso de subida y bajada, pero una serie de fueres olas, en un momento concreto, pueden desencadenar que sin darlos cuenta, de repente nuestro trozo de arena no vuelva a descubrirse. La velocidad de la subida no es proporcional, y varia dependiendo del punto en el que se encuentra, siendo mas lenta cuando esta cerca de los vértices, y mas agresiva en puntos intermedios.

 

RECOMENDACIONES PARA VISITA
Para que nuestra visita  a la PLAYA DE LAS CATEDRALES sea lo mas agradable posible, lo primero que te recomendamos es que compruebes el tiempo que va hacer el día de tu visita. No es lo mismo que te acerques un día de lluvia y frió, a que lo hagas un día seco y caluroso. Si tu caso es el primero, unas botas de traking, y un chubasquero sera la opción mas adecuada. Recuerda que para acceder a algunos puntos es necesario mojar los pies, o en su defecto escalar pequeñas rocas. Así que lo ideal seria que fueran cómodas y bastante polivalente.

Si por lo contrario, el día que has escogido te ha sonreído con sol y buenas temperaturas, nuestra recomendación es tajante. Bañador y crema solar. A pesar de que la playa de las catedrales no es un lugar ideal para tomar el sol o bañarse, estas en una playa, y la mejor manera de estar en ella es con un bañador. Podrás pasar por las “pozas” que separan las partes de la playa, e incluso meterte en alguna cueva que contenga agua sin que te preocupe lo mas mínimo. Aprovecha, y si el calor puede contigo, pégate un buen chapuzón.
COMO CONSEGUIR LA ENTRADA
Actualmente, si deseas visitar la playa en temporada estival, o en semana santa, es necesario que gestiones tu acceso para poder entrar.
Esto viene de carácter obligado para mantener el buen estado y conservación del arenal debido a la gran afluencia de visitantes que recibe en estas épocas.
Para hacerlo, es necesario que accedas a la pagina web de la Xunta de Galicia, y gestiones tu acceso. De lo contrario, cuando llegues no podrás bajar al arenal, y te perderás esta maravilla de la naturaleza.
Para completar el registro, es necesario cumplimentar una serie de datos, como son el Nombre completo, DNI o Pasaporte, año de nacimiento y dirección de residencia. Con esto sera suficiente para que la pagina nos autorice, y nos genere un PDF que podemos imprimir, o portar en cualquier dispositivo electrónico, para poder enseñarlo a la entrada de la playa a los operarios que nos lo soliciten.
Por norma general no es necesario llevar consigo el Documento de Identificación, pero te recomendamos que lo lleves siempre, pues a pesar de ser necesario por cualquier cosa, los operarios nos lo podrían pedir y aguar la visita por esta tontería.
Si por lo contrario, tu visita la vas a hacer en periodos que no son de gran afluencia, puedes acceder sin acreditación, sin ningún tipo de control. Te recordamos que si este es tu caso, la playa en estas temporadas carece tanto de información como de servicios médicos o de socorro, y deberá prestas principal atención a los riesgos y recomendaciones que hemos citado anteriormente.

Esperamos que su visita sea lo mas agradable posible, y disfruten de este entorno único, del que solo es propietario el planeta en el que vivimos. Recuerda cuidarlo, y dejarlo como te lo encontraste. No tires nada al suelo, y si encuentras algo, seria una gran obra que lo recogieras, y lo tiraras en una papelera. Dios , el karma, el destino…. o la propia naturaleza te lo agradecerán.